ANALGESIA MEDIANTE HIPNOSIS

El manejo del dolor, ya sea crónico o agudo, es una de las áreas de aplicación de la hipnosis que muestra una mayor evidencia empírica de su eficacia, y se considera como un tratamiento eficaz, bien establecido y empíricamente validado (Lynn, Kirsch, Barabasz, Cardeña y Patterson, 2000; Montgomery, DuHammel y Redd, 2000).

En la revisión de Montgomery et al. (2000) de estudios bien controlados se encontró que la hipnosis puede aliviar a un 75% de la población en distintos tipos de dolor y que además las técnicas de analgesia hipnótica son superiores a la medicación, el placebo psicológico y otro tratamiento.

Asimismo, dentro de los procedimientos para reducir el dolor, la hipnosis funciona especialmente bien en el desbridamiento de heridas por quemaduras que es muy doloroso, en las aspiraciones de médula y en el parto (Montgomery, Du Hamel y Reed, 2000).

En la revisión de Elkins, Jensen y Patterson (2007) de estudios controlados sobre el uso de la hipnosis en el tratamiento del dolor crónico se encontró que las intervenciones con hipnosis fueron significativamente más eficaces que el notratamiento en la reducción del dolor en una amplia variedad de tipos de dolor crónico, que además se mantuvieron durante varios meses.

Asimismo, hay que destacar que, según Jensen et al. (2006), el tratamiento hipnótico es útil para los pacientes con dolor crónico, no sólo para conseguir efectos analgésicos, sino también en el manejo de la ansiedad, la mejora del sueño y la mejora de su calidad de vida. Por último, en la revisión de Hammond (2007) sobre la eficacia de la hipnosis clínica para el tratamiento de los dolores de cabeza y las migrañas, se concluye que la hipnosis cumple los criterios de investigación en psicología clínica para considerarse un tratamiento eficaz y bien establecido.

Además, presenta la ventaja de que no tiene efectos secundarios, ni riesgos de reacciones adversas, disminuyendo el gasto en medicación asociado a los tratamientos médicos convencionales (Hammond, 2007).

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *